Desmontando el mito de Rennes en una obra que “va para clásico”

unnamed

Óscar Fábrega ha publicado con Booket (Planeta) “Prohibido excavar en este pueblo”

03/12/2014 – 12:00 Miguel Martín

La voz de Almería

 

Óscar Fábrega reside en Aguadulce desde 1989 y se ha convertido en uno de los más ilustres vecinos de este barrio tras la publicación de “Prohibido excavar en este pueblo”, un ensayo dedicado a los misterios de Rennes le Chateau, ligados durante décadas al supuesto linaje de Jesucristo y María Magdalena, publicado ahora por Booket (Planeta), y que según el célebre Javier Sierra “va para clásico”.

Se trata de una obra demoledora, única y fundamental para comprender el engaño tejido hace décadas por un personaje apasionante, Pierre Plantard, que vio la luz en formato digital gracias a los más de 35.000 votos que recibió en un concurso puesto en marcha por Casa del Libro, y que ahora por fin ve la luz en papel.

Engaños

“En el año 2007, a la vez que el boom de “El Código da Vinci”, me fui de vacaciones a Rennes le Chateau, y allí, en la librería, vi un ejemplar de “El enigma sagrado” editado por Booket, que es mi editorial de Planeta, y me dijo la encargada que uno de los autores, Henry Lincoln estaba en un bar al lado.C ompré el libro para que me firmase pero se negó porque decía que le habían engañado, que el libro ya no es válido y que no lo reconocía como suyo. Compré el libro para que me firmase pero se negó porque decía que le habían engañado, que el libro ya no es válido y que no lo reconocía como suyo. No me lo firmó sino que tachó su nombre y escribió una dedicatoria en su lugar. A mí eso me dejó muy intrigado”, confiesa Fábrega a ROQUETAS AL DÍA.

Rennes le Chateau es bien conocida por la historia de Bérenger Saunière, un sacerdote que se hizo rico de la noche a la mañana. Una riqueza que, según Fábrega  fue “un tesoro, un tesoro con minúsculas, no un tesoro con mayúsculas como se ha propuesto, no el tesoro de los merovingios, de los cátaros o de Salomón, sino un tesoro pequeño, uno de tantos como se han encontrado por ahí que le hizo rico”.

Plantard

Aunque otros como el empresario Noël Corbu intentaron llamar la atención sobre este asunto con la finalidad de lucrarse, la pieza fundamental en un engaño de décadas es Pierre Plantard, un auténtico “megalómano” que ya a los 17 años fue investigado por crear una sociedad secreta y auténtico impulsor del ficticio Priorato de Sión.

“Justo después de 1965 surge la segunda hipótesis, que es la que nos da pie a hablar de Pierre Plantard, que es la que dice que lo que encontró el cura no fue un tesoro material sino algo espiritual entre comillas, algo por lo que, o bien le pagaron para que lo entregase, o le pagaron para que lo ocultase”, dice Fábrega.

De ahí es de dónde proceden las diferentes hipótesis que se han propuesto. Unas dicen que eran pruebas del linaje sagrado de Jesucristo y María Magdalena. La versión de Pierre Plantard,  no es la del linaje de Jesucristo y María Magdalena, lo que dijo es que Saunière había encontrado la evidencia de la subsistencia del linaje de los merovingios, una antigua casa real francesa que supuestamente desapareció en el siglo IX pero que, según estos documentos habría sobrevivido hasta la actualidad llegando precisamente a él, a Pierre Plantard”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *