Tag : rennes-le-chateau

post image

Universo Iker. “El diablo decapitado” 28/4/2017

Hace unos días, una joven con túnica blanca y máscara de animal penetró en la iglesia de un pueblecito de Francia y decapitó a una figura del Diablo. No era una iglesia normal. El diablo tampoco lo era. Por eso mismo Iker os invita a conocer las raíces de este lugar y sus misterios. Una de las historias más difíciles y fascinantes de las últimas décadas.

Programón en el que tuve el honor de colaborar junto a grandes como Iker Jiménez, Javier Sierra y Enrique de Vicente.

 

Y aquí el audio de la parte en la que hablo yo:

Supuesto ataque islamista en Rennes-le-Château

img_1492948396_201

 

Ayer, 23 de abril, día de la primera vuelta de las elecciones generales francesas, una joven, supuestamente musulmana, según informan las fuentes, decapitó y destrozó la estatua del diablo de Rennes-le-Château.

En La Depeche se ha publicado una crónica de los hechos y se afirma que la joven, de unos veinte años, se presentó a las nueve de la mañana en la oficina de turismo de la localidad, preguntando por el horario de apertura del famoso templo. Al rato, tras tomar un café y dar un paseo por la localidad, la joven regresó al Domaine, hacia las 11:45 horas, vestida con una larga capa blanca, un velo en la cabeza y una máscara veneciana en la cara, para asombroso de un pequeño grupo de turistas que estaba allí presente.

Según algunos testigos, la joven estuvo un rato, vestida de esta guisa, en la cueva de la virgen, hablando por teléfono en árabe, tras lo cual regresó en silencia a la iglesia, y comenzó a golpear con un hacha la estatua del demonio, cercenándole la cabeza y el brazo derecho y dañando gravemente sus pies. Después dejó un Corán a su lado y se dirigió al altar, manchando de pinturas el mural de María Magdalena que allí se encuentra.

Los visitantes, alarmados, fueron a llamar al alcalde, Alejandro Painco, que tras llamar a la policía, se presentó en el lugar para intentar retener a la joven. Esta, tras ser preguntada por el motivo de tan salvaje agresión, dijo lo siguiente: “Ahora, aquí, es un día de las elecciones presidenciales, mientras que en el oeste de Siria bombardean y matan a los niños. ¡Todos ustedes son infieles! Mi marido está ahí fuera”.

La joven fue detenida por la policía, se estableció un perímetro de seguridad y se precintó la iglesia.

Según La Depeche, el alcalde declaró lo siguiente: “Se determinó que la mujer y el gesto premeditado. Se eligió este día de las elecciones, este lugar específico, por lo que tiene un impacto significativo medios de comunicación y por lo tanto socavar la República Francesa”.

Seguiremos informando

 

17990258_1323913391049539_3078951971507483259_o

La iglesia precintada

¿Por qué este libro?

Compendium Rhedae. 100 años de Rennes-le-Château. Una obra escrita por Xavi Bonet, Óscar Fábrega y Enric Sabarich, con prólogo del historiador Mariano Fernández Urresti. Un libro terrible que está prohibido dejar de leer.

Introducción al libro

¿Por qué este libro?

Dirán ustedes: «¿Otro libro sobre Rennes? Ya empieza a cansar el tema». Y tienen razón. Otro libro sobre el misterio de Rennes-le-Château, y ya van unos cuantos. Podríamos decir que lo hemos escrito para conmemorar el centenario de la muerte de l’abbé Saunière, y no estaríamos mintiendo. Pero el motivo principal es otro: teníamos muchas cosas que contar desde los anteriores trabajos que cada uno de nosotros habíamos publicado sobre el tema. Y eso que algunos pensábamos que habíamos pegado carpetazo a esta historia. Ilusos. En definitiva, hemos escrito este libro porque teníamos claro que el expediente Saunière no estaba cerrado. Y, ¡qué demonios!, porque amamos este misterio.

Por otro lado, les podemos asegurar, sin pecar de presuntuosos, que esta obra que tienen entre sus manos es totalmente distinta a todo lo que se ha publicado hasta ahora, al menos en España. Y es distinta por varios motivos. Por un lado, porque la hemos escrito tres investigadores que durante años hemos estudiado este tema de una forma casi obsesiva, intentando ver qué hay de verdad en todo lo que nos han contado. Y es distinta porque para poder cumplir ese objetivo hemos recurrido a las fuentes originales, con las que hemos podido analizar críticamente la bibliografía sobre el tema.

Así, gracias a la enorme cantidad de información inédita con la que hemos trabajado, vamos a poderles ofrecerles, por primera vez, una recorrido exhaustivo, completo y fiable de lo que pasó en Rennes, dejando la especulación a su mínima expresión. Sí, especularemos, pero siempre lo haremos sobre la base certera que ofrece la documentación contrastada. No se puede construir ninguna teoría perdurable sin tener en cuenta las facturas, las cartas y los escritos del propio Saunière; o las distintas publicaciones de prensa que hablaron sobre él o sobre otros personajes secundarios de este drama; o los trabajos de otros ―pocos― investigadores que, como nosotros, han preferido acercarse a este affaire con rigor y sin afán por vender misterio.

Misterio sigue habiendo, por cierto. Aunque en esta obra propondremos algún intento de explicar la gran pregunta, de dónde sacó Saunière la pasta para construir su finca y vivir como un marqués, la respuesta definitiva no la podemos dar aún. Repito, aún, porque esto no ha acabado. Seguiremos buscando.

Por lo tanto, con este libro hemos intentado cumplir estos dos objetivos: limpiar el grano de la paja, aclarando qué hay de verdad en lo que se ha escrito y reconstruyendo toda la historia sobre los firmes cimientos de la documentación fiable; y, a partir de ahí, proponer posibles soluciones al misterio. Por supuesto, nos iremos por las ramas y contaremos un montón de anécdotas paralelas relacionadas con Saunière y su entorno, con la lógica y sana intención de comprender mejor tanto el contexto en el que se desarrollaron estos acontecimientos como el pensamiento, las creencias y la forma de ser de nuestro protagonista.

Eso sí, avisamos, antes de que nadie se ofenda, que hemos sido durísimos con muchas de las imaginativas y osadas propuestas que algunos aficionados e investigadores han aportado. Que está bien opinar, claro, pero siempre hay que hacerlo intentando no caer en sesgos de confirmación. Las reglas del juego limpio impiden, o deberían impedir, que cualquier opinión sea válida. Se puede teorizar, por supuesto, pero ha de hacerse correctamente, teniendo en cuenta el registro documental en su conjunto ―que es necesario conocer a la perfección― y sin obviar los elementos que contradigan nuestra hipótesis previa. Es decir: si alguien quiere proponer que Saunière conocía el emplazamiento de la tumba de María Magdalena o que estaba relacionado con algún movimiento herético, debe demostrarlo y debe tener en cuenta la evidencia empírica. No vale seleccionar tendenciosamente la información para ajustarla a nuestras teorías. Eso es trampa. Y, por supuesto, cualquiera que defienda una hipótesis tan extraordinaria tendrá un problema más: debe explicar el misterio real, que, repetimos, sigue siendo el origen de la fortuna de Saunière. Para eso estamos aquí. Para explicar este enigma.

Claro, esto no vende. La verdad no es comercial.

Por último, queremos pedir perdón. No sabemos a quién exactamente, pero creemos que tenemos que hacerlo. Amamos esta historia y este pueblo, y nos fastidia enormemente que todo lo que nos llevó por primera vez allí sea mentira. O casi todo. Nos han engañado, unos intencionadamente y otros por falta de datos, pero casi nada de lo que nos contaron era verdad. Y aun así, aunque un poco decepcionados, seguimos amando a Saunière y a Marie, seguimos queriendo volver, seguimos sintiendo esos extraños nerviecillos cuando subimos el camino que lleva a Rennes-le-Château. Llamadnos raros, pero es así. Y por eso, por este amor que sentimos por este pueblo, por esta zona, por este cura y por esta historia, queremos pedir perdón. Hemos apostado por la verdad, dejando la emoción a un lado. Y quizás, en el camino, hemos dejado algún daño. Nosotros, de todos modos, seguiremos subiendo. Esperamos que ustedes, después de leer este libro, también.