(10/abril/2016) “Voy a abordar la vida de Jesús de Nazaret desde una perspectiva escéptica y racional”. La voz de Almería.

Un artículo de Alberto Cerezuela para La Voz de Almería.

Mientras ultima la edición de su segundo libro, Óscar Fábrega trabaja en un proyecto literario y filosófico

Aunque nació en Almería (en 1976), pasó parte de su infancia en Jaén, para acabar regresando, hace casi treinta años, a su tierra natal. Aquí, en el corzón del Poniente, se estableció, se casó, y escribió su primer libro, “Prohibido excavar en este pueblo”, un éxito de ventas que fue publicado por Planeta en el año 2014. Actualmente, prepara la edición de su segundo libro.

Ahora que han pasado casi dos años desde la publicación de tu primer libro, ¿pensabas que iba a tener ese éxito?
Ni en mis mejores sueños. El libro lo escribí sin la más mínima ambición. Sólo quería contar y difundir una historia de misterios y mentiras fascinante en la que llevaba años trabajando. Pero todo salió a pedir de boca. Una cosa llevó a la otra y acabó siendo un éxito. Nunca podré estar suficientemente agradecido a todos los que me apoyaron en esta locura, entre los que, sin duda, te incluyo.

Y pronto se publicará tu segunda obra. ¿Puedes adelantarnos en primicia algo sobre el tema que vas a tratar?
(Ríe). Bueno, porque eres tú. Se trata, de nuevo, de un ensayo, aunque mucho más ambicioso que el primero. En esta ocasión he decidido abordar, desde mi perspectiva racional y escéptica, la vida y obra de Jesús de Nazaret, centrándome en qué hay de verdad en torno al personaje y en las decenas de propuestas, unas más atrevidas que otras, que se han hecho en los últimos siglos. Pero siempre, siguiendo mi tónica habitual de ser tan riguroso en el contenido como ameno en la forma.

¿Qué es eso de ‘Aprende a pensar’?
Se trata de un proyecto que me tiene totalmente enamorado. Estoy coordinando la redacción de un libro de filosofía que están escribiendo un grupo de trece adolescentes, de entre catorce y dieciséis años, del Instituto Carmen de Burgos de Huércal de Almería. Trataran los temas que ellos mismos han elegido y, espero, será tan útil para los propios adolescentes que lo lean, como para sus padres y sus profesores.

¿Cómo lo estáis confeccionando?
Por un lado, durante tres meses hemos estado hablando, filosofando, sobre los temas en cuestión. Ahora, cuando ya están, a mi entender, suficientemente formados para el reto, han comenzado a escribir. La forma de trabajo es sencilla: yo les planteo preguntas sobre los dieciocho temas, y ellos las responden. Y así. Te asombraría leer lo que están escribiendo.

¿Qué temas tocáis en el proyecto?
(Ríe). ¡Será por temas! Hay para todos los gustos. Algunos tienen mucho que ver con su día a día, como el bullying, las tribus urbanas, la moda y la estética, la homofobia o el machismo; pero otros temas son netamente filosóficos, como la existencia de Dios, el sentido de la vida, la amistad, los sentimientos, la violencia.

Tengo entendido que vais a donar todos los beneficios del libro.
Efectivamente, aunque aún no sabemos ni cómo lo vamos a publicar, ni cuándo. Pero sí tenemos claro que todo lo que se gane con el libro irá destinado a la labor social que los chicos y chicas del proyecto decidan. Tenía que ser así.

¿Con todo eso sacas tiempo para vivir?
Poco, porque, desafortunadamente, trabajo. Recuerdo que el otro día le preguntabas a María Villalón sobre lo difícil que es ganarse la vida como cantante. Ni te cuento lo difícil que es ganársela escribiendo libros, como tú bien sabes. Así que, además de escribir y de todos estos talleres, tengo que buscarme la vida y trabajar. Aunque, como soy autónomo, y mi trabajo se centra sobre todo en verano, dispongo de varios meses de tranquilidad que me permiten dedicarme a otros intereses.

Aunque te criaste en Jaén, y pese a que toda tu familia vive allí, sigues viviendo en el Poniente.
Sí, por un lado, porque amo esta tierra. Puede parecer un tópico, pero como vivimos aquí, en el Poniente de Almería, no se vive en ningún lado. Y no sólo por el clima tan benévolo, sino por las playas, las gentes… y la comida, que soy de muy buen comer. Además, aquí conocí a la mujer de mi vida. ¿Qué más se puede pedir?

Dentro de poco comienza la Feria del Libro de El Ejido, y creo que nunca has estado. ¿Podremos verte este año por aquí?
Puede ser, me encantaría estar algún día por allí para firmar unos libros a los que se atrevan a sumergirse en los misterios de Rennes. Sería todo un honor. Además, ya presenté en El Ejido y me recibieron muy bien.

oscar-fabrega-libro-jesus1

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *